Yogurt de nueces de macadamia con mermelada raw de arándanos

Si te gustan las texturas cremosas y suaves… si el cuerpo te pide en ocasiones un dulce de merienda o desayuno… si anhelas la sensación que te produce tomar un yogurt, pero no quieres ingerir lácteos o bien no te sientan bien, afortunadamente existen otras muchas opciones culinarias similares y muy nutritivas.

En la cocina crudivegana, se utilizan las cremas de frutos secos para elaborar yogures veganos. En esta receta no vamos a utilizar ningún fermento, ni técnicas de fermentación, pero más adelante veremos cómo podemos fermentar estos preparados cremosos de frutos secos, conviéndolos en grandes aliados para la salud de nuestra flora intestinal.

Es importante entender que la nutrición debe incluir no sólo demanas químicas del cuerpo, sino también necesidades sensoriales, gustativas y bioenergéticas. En este sentido, la Nutrición Ayurveda muestra desde hace miles de años estas consideraciones y atribuye a los alimentos y sus formas de preparación cualidades que influyen directamente sobre el cuerpo, la mente, la conciencia y las emociones. En concreto, las preparaciones cremosas y untuosas como los yogures ayudan a calmar la mente y ralentizar el flujo de la energía o prana. Favorece la nutrición profunda de las células, ayudando a generar sensaciones de plenitud tanto a nivel bioquímico, como a nivel emocional, aplacando el hambre psíquico que muchas veces no proviene del cuerpo, sino de la mente. De las tres doshas que describe el Ayurveda, estas texturas cremososas, untuosas y con alto contenido lipídico son especialmente recomendables para vata dosha, fuerza energética que se caracteriza por promover el adelgazamiento, el nerviosismo y la inquietud entre otras cosas, cuando se desequilibra en exceso.

Veamos cómo preparar este delicioso yogurt vegetal!!

Ingredientes del yogurt:

  • 200g de nueces de macadamia.
  • Leche ecológica de avena.
  • Limón.
  • Sal del Himalaya.

Ingredientes de la mermelada raw de arándanos:

  • 4-5 cucharadas soperas de arándanos azules frescos.
  • 1 dátil medjoul.
  • Limón.

ELABORACIÓN:

  • Deja las nueces de macadamia en remojo con agua toda la noche o al menos un par de horas para activarlas enzimáticamente.
  • En una procesadora de alimentos o con una simple batidora de mano, añade las nueces sin el agua, leche de avena suficiente para cubrirlas ligeramente, el zumo de un cuarto de limón y una piza de sal. Bate consistentemente hasta hacer una textura cremosa. Si deseas conseguir la textura de un yogurt líquido bebible, sólo tienes que añadir más leche.
  • Para elaborar la mermelada, bate los arándanos azúles con el dátil deshuesado y un poco de limón.
  • Sirve el yogurt en una copa o vaso de cristal y añade por encima la cantidad de mermelada que te apetezca, removiendo ligeramente con una cuchara para mezclar los ingrediente y decorar dibujando trazos azules de la mermelada.
  • Puedes acompañar el yogurt con higos o alguna otra fruta dulce que te apetezca.
  • Refrigera al menos durante media hora.

Recuerda que una buena alimentación esta basada en la escucha del  cuerpo, en la escucha de tus necesidades, en un deseo profundo de cuidarte y de ser Feliz.

Gemma Romero (Coordinadora de AIYA). www.aiyayurveda.com

Dietética para la Evolución de la Conciencia.

Proxima convocatoria Octubre 2017 curso Nutrición Avanzada y Bioenergética del alimento.

Deja un comentario