Arroz negro Nerone con verduras…y sus propiedades nutricionales.

Vamos al grano…nunca mejor dicho!!

En primer lugar, para la cocción del arroz lo ideal es haberlo dejado en remojo la noche anterior. Recuerda que el arroz negro Nerone precisa de más de tiempo de cocción respecto a otras variedades de arroz integral.

A la hora de cocinarlo, pon en una cazuela una medida de arroz por 2 y 1/2 o 3 de agua, algo de sal del himalaya y un poco de ajo molido. Cuando rompa a hervir, tápalo y baja el fuego al mínimo. De esta forma el arroz se irá haciendo lentamente y a su tiempo. Cuando el arroz haya consumido todo el agua (aproximadamente 40 minutos), estará listo.

Una vez esté cocinado el arroz, en una sartén rehoga las verduras con un poquito de aceite o si lo prefieres, haz un salteado más dinámico al wok. Las verduras de la receta son: cebolla, remolacha cruda, boniato cortadito en trozos pequeños y espárragos verdes. Una vez estén al punto, ligeramente crujientes, incorpora el arroz y condimenta con algo de tamari, cilantro fresco picadito y semillas de sésamo. Si te apeteciera, puedes añadir más condimentos o especias. En el post El arroz negro nerone…la planta de los ancestros, recomiendo más alimentos con los que este cereal compatibiliza vibracionalmente muy bien.

Por si te ayuda, te describo brevemente alguna de las características nutricionales y terapéuticas del arroz negro:

  • Una porción de 100 gramos de arroz negro aporta 9 g de proteínas,  4,9 g de fibras, 66g de hidratos de carbono, 3g de grasas y 5g de fibras alimentarias.
  • Es especialmente rico en vitaminas del grupo B y vitamina E. Destaca también su riqueza mineral, en especial hierro (3,5mg/100g), magnesio (114mg/100g), fósforo (404mg/100) y selenio.
  • Gran fuerza antioxidante. Prueba de ello es la tonalidad exótica y profunda de su color negro azulado. Dicho color es fruto de sus antocianinas, pigmentos hidrosolubles que aportan muchas de sus virtudes terapéuticas. Son potentes antioxidantes, antitumorales, antihistamínicos y antiinflamatorios. Las antocianinas también ayudan a mejorar el estado de las paredes vasculares y desbloquear la microcirculación corporal, previniendo problemas de varices, capilares dilatados, cuperosis o mal riego cerebral.
  • Ayuda a bajar los niveles de colesterol en sangre y umentar los niveles de colesterol bueno o HDL.
  • Beneficia la función cardiaca y ayuda a reducir placas de ateromas en las arterias, mejorando el estado del endotelio vascular.
  • Se trata de un alimento muy antiinflamatorio, con cierta capacidad antihistamínica según diversas investigaciones, favoreciendo en casos de asmas, alergias o problemas de piel. Se cree que entre otros factores, aumenta los niveles de SOD (superóxido dismutasa), enzima corporal que ayuda contra el envejecimiento del cuerpo o en los procesos degenerativos.
  • Es un alimento altamente alcalinizante.
  • Aliado de la flora intestinal, antiputrefactivo y antiflatulento. Mejora la salud y calidad de las mucosas intestinales, previniendo procesos tumorales e irritativos.
  •  De ayuda en problemas de anemias, niveles de ferritina bajos, hemoglobina, etc.

Si no has probado esta variedad de arroz te la recomiendo sin lugar a duda!!

 

Gemma Romero“Dietética para a evolución de la Conciencia”. Coordinadora de AIYA (Asociación internaciona del Yoga y Ayurveda), www.aiyayurveda.com

Docente del curso Nutrición Avanzada y Bioenergética del alimento. Próxima convocatoria Octubre 2017.

 

Deja un comentario